¿Qué es la "Alianza contra el Conformismo"?

La "Alianza contra el Conformismo" tiene su origen en los tiempos del así llamado "movimiento estudiantil" en la RFA: en el cuadro de numerosos movimientos de oposición de este período, quienes querrían fundarse en las tradiciones de movimientos de liberación consecuentes, orientadas en Marx y Engels (cuya enseñanza a cualquier ciudadano de los antiguos Estados CAME es conocida sólo de manera gravemente deformada), pero aniquilados por Hitler, se formó en el año 1974 con la "Iniciativa Marxista-Reichista" ("Marxistisch-Reichistische-Initiative" - MRI)) una organización que puso al lado de la lucha contra el hecho de ser expuesto al chantaje económico - representado por el nombre de Karl Marx - también la lucha para la autodeterminación sexual sin condiciones, representada por el nombre Wilhelm Reich, el alumno de Sigmund Freud. (La razón por eso fue y sigue siendo que sin el conocimiento de los impulsos inconscientes al desarrollo de una alma de sirviente y la lucha contra esa no se puede lograr la autodeterminación colectiva y general, es decir la autodeterminación así llamada "democrática", y tampoco esa puede seguir siendo viable.) Mientras todos los demás grupos de la así llamada "Nueva Izquierda", quienes al principio se comportaron de manera hiper-radical, o bien se hundieron o acabaron en volviéndose en servidores completamente sin agallas de los EE. UU. militarmente agresivos y controlados por su propio mega-capital, respectivamente en tropas injuriadoras de sus gobiernos vasallos, la "MRI" mantuvo su programa que está basado en la aplicación de los conocimientos de Marx y Freud con el fin de establecer la libertad máxima y universal. Por eso fue expuesta rápidamente después de la capitulación y metamorfosis de las antiguas Izquierdas hiper-radicales no sólo al odio más mordaz de esas sino también a persecuciones tangibles por parte del Estado. Sin embargo, logró, a través de una "Lista multicolor" ("Bunte Liste")1 local en Friburgo de Brisgovia, a conquistar un escaño en el Ayuntamiento hasta que pogromos y campañas difamatorias por parte de la prensa hicieron imposible su subsistencia "legal".
De esta alianza política se desarrolló la "Alianza contra el Conformismo", que no se desvió ni un milímetro del programa arriba descrito, pero que está forzada por eso a una forma de existencia "semi-legal" parecido a la de los bolcheviques en el zarato ruso semejantemente maligno. Sin embargo, a pesar del aullido de la prensa y los gritos calumniadores se puede llegar a conocerla de forma autentica si sólo se lo quiere (y compararla a los gritos des sus enemigos tragando los fondos recaudados y mimados por la justicia).
Nuestro programa, en la forma más general, es representada por nuestro emblema: control de natalidad, reducción de la jornada laboral, igualdad en el mundo entero. En caso contrario, una vida agradable y rica para la mayoría no puede ser posible sobre el planeta; no puede aprovisionar más que mil millones de personas de manera buena, y cuando los hombres se estorban el uno al otro en su batalla por los así llamados "puestos de trabajo" los que son distribuidos únicamente por los herederos de los propietarios de los consorcios y su burocracia, entonces esta competencia de los-mucho-demasiados destruye cualquiera solidaridad, fomenta la lucha de todos contra todos (a pesar de contra los pocos gran herederos, claramente en su mayoría estadounidenses, a los que nadie les ve en sus villas y helicópteros) y con esto la miseria, estupidez y bajeza. Como el dominio de pocos herederos sobre extremamente muchos no-herederos necesita mucha policía y propaganda incesante, una parte extremamente grande del trabajo cumplido por el resto productivo es devorado por estos parásitas, lacayos y caciques. Si el resto, trabajando de manera productiva o útil (como por ejemplo los médicos), compartieron el fruto del trabajo común exclusivamente entre ellos y excluyeron el resto parásita o perjudicial, algo por lo que, sin embargo, se necesitaría el poder político y el mando sobre el ejercito, entonces se podría reducir extremamente la jornada laboral conservando el mismo nivel de vida que además aumentaría mucho después de algún tiempo de control de natalidad eficaz. La técnica por eso ya es suficiente desde hace mucho tiempo. Esto es representado por nuestro lema "reducción de la jornada laboral", pero también por nuestro signo, percibido por su perversión durante mucho tiempo de manera deformada, del hoz y martillo, es decir de la unidad de todos los que trabajan (en la industria y en la agricultura) de manera útil como portadores del poder político en lugar de los herederos de los consorcios y los representantes de sus intereses.
Pero con el importo de rompehuelgas de países sin control de natalidad, no importa bajo qué pretexto, el programa del bienestar universal y de la responsabilidad y capacidad política de las masas es irrealizable. Eso es la razón por nuestro lema: "Igualdad en el mundo entero!" - no una igualdad de la pobreza, pero del bienestar tranquilo, de la razón en lugar de la religión, de la capacidad política en lugar de la servidumbre. Quien quiera ser más listo, puede con mucho gusto contarnos como se puede realizar el mismo programa de manera más fácil y más barata; hasta que alguien habrá cumplido este rendimiento, desde luego, consideramos todos los que sólo pretenden de haberlo cumplido como bocazas o mentirosos. Por lo demás tienen que hablar los hechos y la lógica. Nosotros los difundimos.


1 En los años 70 se formaron en algunas ciudades alemanas alianzas electorales municipales llamadas "Bunte Listen", partidos en defensa de la democracia y la protección del medio ambiente, en Friburgo formado por nosotros. Para aniquilarlos, la prensa, con el apoyo del Estado, creó una oposición falsa, los "Verdes".