Sin control de natalidad el nivel de vida sigue disminuyendo.
Pero con control de natalidad los salarios subirían.
Y esto, según informaciones de nuestras revistas (STERN, etc.) está claro que sería lo peor de todo. Ya que mientras haya partes del mundo superpobladas, sobre todo si son grandes y míseras, en todo caso en las que se viva mal, nunca se les agotarán los recursos a los opresores de salarios. Estos son o importados contra las huelgas – que sin sobrepoblación pueden ser exitosas – (»La miseria persigue el capital«) o las empresas son desplazadas al extranjero que vive en la miseria (»El capital persigue la miseria«, la así llamada »exportación de capital« o el »outsourcing«). Esta es la razón de que nuestro emblema lleve puesto »¡Igualdad en el mundo entero!«, de ningún modo otra razón estúpidamente »social« o »moral«
 Leer más >